RECUPERACIÓN DE CALOR RESIDUAL INDUSTRIAL

Keros Cerámica S.A. – Nules (España)

Resumen

Keros Cerámica incorpora un equipo Rank® HT1 para mejorar la eficiencia energética de sus instalaciones de Nules (Castellón – España). Se recupera el calor de los humos de uno de sus hornos para la generación de electricidad.

Recuperación de calor residual en la industria cerámica

El sector cerámico es intensivo en el consumo de energía, principalmente en forma de gas natural como combustible. Así, los costes energéticos pueden alcanzar el 30% del total de los costes de producción. Por ello, las estrategias de mejora de la eficiencia energética resultan especialmente importantes en este sector.

Dentro del proceso de producción cerámico, más del 50% de la energía se emplea en la etapa de cocción. Es en esta etapa donde encontramos también las fuentes de calor residual más importantes. Se trata, principalmente, de los gases de escape del horno, pudiéndose diferenciar entre gases de combustión y de enfriamiento.

Entre las acciones más comúnes de ahorro de energía, destacan la regulación de quemadores y mejoras de aislamientos en hornos. Por otro lado, también destaca, cuando es técnicamente viable, la recuperación de calor del horno para su uso en secaderos.

Una alternativa novedosa y de gran valor añadido, consiste en la recuperación de calor residual de los hornos cerámicos para la generación de energía eléctrica.

Keros Cerámica S.A.

Keros Cerámica S.A. es una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de pavimentos y revestimientos cerámicas. Cuenta con más de 40 años de experiencia en el sector, y distribuyen hasta alrededor de 100 países.

Keros Cerámica tiene actualmente dos plantas productivas. La primera de ellas se encuentra en Nules, Castellón (España), centro de tradición cerámica española. La segunda de ellas se encuentra en Ruse, Bulgaria, facilitando el acceso directo e inmediato al Centro y Este de Europa.

La instalación

Keros Cerámica ha integrado un sistema de generación eléctrica Rank® HT1 para aprovechar los humos de sus hornos. Así, ejemplifica su afán por invertir en tecnologías avanzadas y por respetar el medio ambiente.

Los gases de escape del horno cerámico se encuentran incialmente a 290 ºC. Se utiliza un intercambiador de calor que transfiere el calor a un circuito de aceite térmico, con una temperatura de 165 ºC.

El equipo Rank® HT1 resulta una solución adecuada para la generación eléctrica a partir de calor residual de pequeña escala. En este caso, es capaz de generar una potencia eléctrica de hasta 20 kWe. Al encontrarse en una planta de producción cerámica, las horas anuales de operación son elevadas, mejorando su viabilidad.